La pregunta del millón

dissabte, 1 maig

Las preguntas son más atractivas que las respuestas, como demuestran los Porqués de dos páginas atrás. Según los filósofos, la respuesta es la desgracia de la pregunta. Por eso insisten en cuestionarse lo mismo de siempre: de dónde venimos, hacia dónde vamos y qué película ponen en el canal de pago. Sea como sea, el fisgón que busca el porqué de algo merece el castigo de encontrar la respuesta.

¿Por qué se publican tantos libros atiborrados de preguntas?, me pregunto mientras buceo por Amazon.com. ¿Y por qué caigo en la tentación de comprarlos, si para dudas existenciales ya tengo de sobra con las mías? En un solo pedido he adquirido media docena de volúmenes, que suman casi tantos interrogantes como visitas hago yo por semana a mi librería virtual.

Evelyn McFarlane y James Saywell son los autores de Would You? y How Far Will You Go?, dos títulos que ponen a prueba los propios valores y límites. ¿Cómo te gustaría ser recordado después de muerto? ¿De quién aspiras a vengarte? ¿Matarías por tu hijo? ¿Cometerías perjurio para proteger a tu amante? ¿Aceptarías quedar ciego, sordo o mudo a cambio de que se terminase el hambre en el mundo? ¿Contratarías a alguien más inteligente que tú? ¿Vivirías en una casa que hubiera sido escenario de un crimen? ¿Rechazarías una suculenta oferta de trabajo si viniera de una empresa éticamente reprobable? ¿Trabajarías con tu cónyuge? ¿Lo echarías a la calle si fuera necesario? ¿Preferirías tener más cerebro, más belleza o más cara dura?

Bret Nicholaus y Paul Lowrie firman a cuatro manos el libro Have you Ever… Entre otras cuestiones indiscretas, me preguntan si en alguna ocasión me he inventado una enfermedad para no ir al trabajo (lo del anuncio es cierto: los autónomos no tenemos derecho a parar máquinas ni en el quirófano), si me he negado a pagar la cuenta en un restaurante, si recuerdo haberme dormido en la bañera y si existe algún libro que haya leído entero tres o más veces.

Penelope Frohart ha escrito The Book of Fabulous Questions. ¿A cuántas personas has dicho “te quiero”? Si pudieras volver a vivir un día de tu vida exactamente tal como fue, ¿qué día escogerías y por qué? ¿Has tenido fantasías sexuales protagonizadas por alguien que no sea tu pareja? ¿Has explicado a tu pareja dichas fantasías?

Los anónimos Smith and Doe están convencidos de que todos tenemos un precio y nos animan a calcular el nuestro, aun renunciando a la corrección política. Por un millón de dólares, ¿comeríamos carne humana? Por cien mil dólares, ¿romperíamos a gritar contra el muerto en el funeral de un desconocido?

Y una tercera pregunta. ¿Cuánto pagaríamos para evitar la colisión de un hipotético meteórito que destruiría la Tierra dentro de mil años? Las personas interrogadas por Smith and Doe no parecen dispuestas a desembolsar fortunas para salvar a sus descendientes. Hay quien se desprendería de un mísero dólar, teniendo en cuenta que, bien invertido, podría generar unos intereses nada despreciables para el año 3004.

Deixa una resposta

Pots utilitzar aquestes etiquetes HTML i atributs: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>